El director y editor de E. Khaf entrevistados en Religión Digital
Queremos ser un ámbito de encuentro y de creatividad
Junio/2012

Hace unas semanas, con motivo del día del libro y de la preparación de la Feria del Libro de Madrid, el director y el redactor jefe de religión digital nos invitaron a hablar de libros y a hacer balance de los tres años de andadura de nuestro sello editorial.

Fue un encuentro interesante en el que presentamos las líneas de nuestro catálogo y las ideas claves que están guiando nuestra selección de autores y publicaciones.

Os dejamos con el enlace de la entrevista y con la transcripción de la misma que hemos tomado de la página de Religión Digital.

La pasada semana hemos celebrado el Día del Libro, San Jordi, el Premio Cervantes... Hoy nos acompañan Juan Pedro Castellanos y Antonio Fernández, dos buenos amigos que hacen posible que un libro salga a la calle. Responsables de Ediciones Khaf, del Grupo Edelvives, han logrado hacerse un hueco en el difícil mercado editorial del libro religioso.

-¿Cuántos años lleva la editorial Khaf?
-Ya van 3 años y 22 títulos.

-¿Ya estáis situados en el mercado?
-Sí, en todos los sectores religiosos: librerías, distribuidoras... y en algunas grandes cadenas como la Casa del Libro. Porque no sólo son libros orientados a lo religioso. Hay un pequeño guiño a la cultura, al ensayo, la divulgación... La forma de concebir el sello va en esa línea de apertura, de buscar un encuentro y un ámbito de relación.

-En las grandes superficies parece que lo religioso está en un pequeño gueto escondido. ¿Es muy complicado saltar ese obstáculo?
-Bueno, desde que empezamos a plantear Khaf teníamos claro que queríamos que fuera un tratamiento de lo religioso en clave de literatura generalista, literatura y ensayos de calidad. Sabíamos que íbamos a tener que ir a los libreros y a los distribuidores con ese marchamo. Con un diseño cuidado, para que un libro religioso no desentonara con otro tipo de publicaciones. En ese sentido vamos moviéndonos.

-Una editorial que tiene desde libros de la madre Teresa hasta libros-disco, novelas, libros de arte... No es una editorial religiosa al uso. ¿Intentáis ir un poco más allá de la Biblia y los Padres de la Iglesia?
-Sí. La clave está casi en el nombre: Khaf es la undécima palabra del alfabeto griego, que quiere decir la potencialidad. Aquello que tú das. Por eso la línea Expres-arte trabaja una literatura más abierta, sobre cine, música... con muchos recursos. Luego está Expresar Religioso, que busca un punto de diálogo (como los acuerdos que hemos llegado a firmar con el Instituto de Ciencias Religiosas para lanzar ciertas reflexiones en torno al bien, y que son más ensayos divulgativos -no tanto exégesis, sino temáticas que preocupan al gran público-); y por último está la otra línea de Expresiones, más cercana a la escuela, porque no dejamos de ser una editorial que nace en el seno de los Hermanos Maristas, que nos cubren con su grupo editorial (EdelVives, etc). Con esta línea buscamos que la reflexión en torno al hecho religioso no se quede sólo para los especialistas. Que hubiera una toma de contacto al buscar nuevos temas.

-¿Cuáles son vuestras novedades de cara a esta primavera?
-Presentamos 4 títulos. 3 de ellos ya están en la calle. El primero es "Caminar por lo sagrado", de Silvia Martínez Cano. Ella es teóloga, educadora y experta en arte. Lo que hace en el libro es mostrar cómo los templos de las distintas tradiciones reflejan la experiencia religiosa que sostienen, es decir, que no sólo es un diseño artístico, sino que una sinagoga tiene esa estructura por un motivo. Igual con el juego de luces, de volúmenes... que reflejan la misma experiencia religiosa. Creemos que es un libro muy valioso, y lo hemos disfrutado mucho.
Otra de las novedades que se está distribuyendo estos días es la obra de Arturo San Agustín, un autor que ya publicó con nosotros el año pasado "Un perro verde entre los jóvenes del Papa". En este caso nos sorprende con un libro de crónicas titulado "En Tarso ya no suenan las campanas", que recoge un viaje que realiza con el obispo de Tarragona, Jaume Pujol, a la tierra de San Pablo y Santa Tecla. Trata la relación islam-cristianismo, los orígenes del cristianismo, el cristianismo en la Iglesia actual, el poder y la comunicación dentro de la Iglesia... Es un libro apasionante.
El tercer título que estamos presentando es "La lógica del don", de Francesc Torralba, un ensayo muy lúcido que encierra en el título toda la potencialidad de los gratuito, del donarse, de la felicidad... frente a estos tiempos del cálculo imponente. Se agradece su esfuerzo de claridad y el bagaje tan atractivo que va recogiendo.
El último, que presentaremos en el mes de mayo, es "Una experiencia comunitaria de liberación", que recoge el nacimiento de las comunidades de base de Madrid. También es una especie de respuesta a la celebración que tenemos este año del post-concilio, con un ejemplo de nuestro país. Qué ha hecho la comunidad de Santo Tomás de Aquino con sus luces y sus sombras.

Pero lo más valioso de todo son los autores que han sabido apostar por nosotros, adaptándose con nuestra línea de divulgación y comprometiéndose con el libro.

-¿Cómo se posiciona una editorial joven en el ámbito de las editoriales religiosas? ¿Dónde estáis y dónde os gustaría estar?
-Esto no deja de ser una apuesta de los Hermanos Maristas dentro de su opción evangelizadora. Es lo propio, dentro del mundo del libro, sacar un sello religioso propio. Pero la editorial nació ya en tiempos de crisis y dificultad, y esto fue un planteamiento un poco atrevido. Normalmente sacamos sólo 8 libros al año, muy cuidados, eso sí. Tener talleres propios facilita canalizar la impresión. Vender un libro es muy difícil, hay mucho trabajo de logística, del equipo de diseñadores... mucha gente. Los autores que están optando por venir a publicar en Khaf nos están ayudando mucho. Y tenemos pretensión de crecer. Básicamente queremos darle un giro a la imagen que tiene el libro religioso, apostar por lo divulgativo (que no quiere decir que los ensayos no tengan rigurosidad, pero hay otras editoriales especializadas en ello, con otro perfil); y buscar un hueco en el terreno educativo, porque creo que también tenemos un potencial de clientes que ya son usuarios de la marca EdelVives. Tener como referencia a un grupo, lógicamente, también te facilita los canales de distribución. Dentro de la propia casa ya supuso todo un revulsivo la cuestión de la imagen, cuidar muchísimo el merchandising, el marketing, y por encima de todo el feed-back que se produce entre el lector y el autor, el lector y la editorial. El Facebook y la página web están muy cuidados, y al final están generando una red dentro de la propia estructura. Por eso no son sólo libros de autor, sino libros en los que distintas personas o comunidades reflexionan en torno a un tema.
Khaf está concebida como ámbito de encuentro y de creatividad. Los creyentes y las personas cercanas al hecho religioso van mostrando nuevos caminos, preguntándose cómo hablar hoy de la resurrección, qué visión de Iglesia tenemos... No pretendemos cerrarnos a una verdad completa. Sólo presentar la fe de los creyentes, dar razón de lo que esperan, y aportarles una plataforma de expresión.

EDICIONES KHAF
Xaudaró 25, 28034
(c) 2009 | Todos los derechos reservados